Inflacion - home inflación actual e histórica por país
English - current inflation by country Nederlands - actuele inflatie per land Deutsch - aktuelle Inflation pro Land Français - taux d’inflation actuel par pays Italiano - inflazione attuale e storica per paese Español - inflación actual por país Português - inflação actual por país

Inflación - información de fondo sobre inflación

Inflación - En esta página encontrará información de fondo detallada sobre el significado de inflación, las formas de inflación, los efectos de la misma y la política que hacen los Estados para mantener controlada la inflación.

Significado de inflación

Según la teoría económica, inflación significa que el nivel general de precios de bienes y servicios aumenta en una economía durante un determinado periodo. En general, cuando se habla de inflación se está haciendo referencia a la inflación de precios, o a un aumento del nivel general de los precios. Por tanto, se puede decir que la inflación es equivalente a un menor valor del dinero -depreciación monetaria-, por lo que se reduce el poder adquisitivo del dinero. Como criterio para la inflación se usa la tasa de inflación. Normalmente la tasa de inflación se calcula por medio del índice de precios al consumo (IPC) y es igual al cambio porcentual (anual) del índice de precios. Para poder comparar la inflación de los países pertenecientes a la Unión Europea, Eurostat publica el índice de precios al consumo armonizado (IPCA). ). En inflation.eu podrá encontrar por país tanto la inflación actual como la inflación histórica, basadas en el IPC e IPCA (países de la UE).

Entre economistas, la inflación se atribuye sobre todo al aumento relativo de la masa monetaria social. Si hay más dinero disponible y por tanto los consumidores tiene más para gastar, entonces aumentará la demanda de bienes y servicios. Si la producción no crece proporcionalmente, aumentará el nivel de precios. Sn embargo, la inflación también se puede deber a que un aumento de los precios de venta, costes de producción, precios de importación o tasas de impuestos se repercute en el precio que hay que pagar por los bienes y servicios.

Una elevada inflación e hiperinflación - inflación extremadamente elevada incontrolable – se deben a un fuerte aumento de la masa monetaria disponible. En general se suele hablar de hiperinflación si la tasa de inflación mensual es superior al 50%.

Si se produce un descenso del nivel general de los precios, se habla de deflación. Esto significa que el valor del dinero aumenta y cada vez se puede comprar más. El gran inconveniente de la deflación es que existe el riesgo de que los consumidores interrumpan sus compras porque en el futuro pueden comprar más productos y servicios por el mismo dinero.

Formas de inflación

La inflación se puede producir por diversos factores:
  • Inflación de costes
    En caso de inflación de costes, son las empresas las que repercuten en los precios de sus bienes o servicios el aumento de los costes en los que han incurrido. El aumento de costes se puede deber, entre otras cosas, a un aumento del precio de venta de las materias primas, incremento de los salarios, impuestos más elevados y efectos del tipo de cambio.
  • Inflación de gastos
    Cuando la demanda es mayor que la oferta, se produce inflación de gastos. El hecho de que las empresas no puedan satisfacer la creciente demanda provoca una presión alcista en los precios.
  • Inflación de beneficios
    Si las empresas aumentan los precios de sus bienes y servicios con el objetivo de aumentar el beneficio, se habla de inflación de beneficios.
  • Inflación importada
    Cuando aumentan los precios de bienes y servicios que compramos en el extranjero, se habla de inflación importada.

Efectos de la inflación

La inflación y el crecimiento económico están indisolublemente unidos. Sin embargo, es importante que haya una inflación relativamente baja y controlada. La mayoría de los bancos centrales pretenden tener un nivel del 2% al 3% al año. Cuando la inflación es baja, los aumentos de los precios se compensan en general con los aumentos de los salarios, por lo que en conjunto el consumidor no gana ni pierde, es decir, que se mantiene igual el poder adquisitivo. Sin embargo, si la inflación es elevada, se empieza a ejercer presión sobre los salarios, aumentan los tipos de interés y caen los tipos de cambio de moneda, por lo que se ve comprometida la estabilidad de los precios.
  • Ahorro e inflación
    Lo que mucha gente no tiene en cuenta es que la inflación también tiene consecuencias para el crecimiento real del valor del patrimonio (ahorrado). Por ejemplo, el consumidor recibe un interés (el tipo de interés nominal) por el dinero que ingresa en una cuenta de ahorro. Eso no quiere decir que la inflación y el tipo de interés de ahorro se correspondan automáticamente, por lo que existe la posibilidad de que el interés real (interés nominal corregido por la inflación) sea negativo. En ese caso, el poder adquisitivo del dinero ahorrado se reducirá. Por tanto, el tipo de interés del ahorro ofrecido y la inflación actual son factores que hay que tener en cuenta cuando uno ahorra dinero o se plantea abrir una nueva cuenta de ahorro.
  • Préstamos e inflación
    Partiendo de la base de que se pague un interés fijo, la inflación tiene exactamente el efecto contrario en caso de un préstamo o hipoteca. Debido a la inflación, el interés real que hay que pagar por el préstamo es inferior al interés nominal, por lo que en conjunto hay que pagar menos por el préstamo. Sin embargo, esto solo es así si los salarios suben de forma proporcional a la inflación. No obstante, en tiempos de inflación (más elevada), es más caro pedir un nuevo préstamo, ya que los intereses aumentan.

Control de la inflación

El principal método para mantener el control de la inflación es la política monetaria del Estado. Los bancos centrales suelen tener como objetivo una inflación anual del 2% al 3%. Cuando la inflación anual se halla en un nivel así, esto suele ser favorable para la economía. Una baja inflación estimula a los consumidores para que sigan comprando bienes y servicios. Además, en tiempos de baja inflación, los tipos de interés también son bajos, por lo que se estimula el pedir préstamos y, gracias a ello, consumir e invertir. El instrumento que pueden utilizar los bancos centrales para influir en la inflación es el tipo de interés (para los tipos de interés actuales aplicados por los bancos centrales, haga clic aquí). Al aumentar el tipo de interés y limitar de este modo el aumento de la masa monetaria disponible, los precios bajarán o bien subirán menos deprisa. Resultará más caro pedir un préstamo, por lo que la gente podrá gastarse menos. Por tanto, esta medida tiene un efecto restrictivo sobre la economía.
Esta página web muestra información de fondo sobre inflación y la inflación actual e histórica de diversos países. Para poder mostrar esta información, hacemos uso de diversas fuentes que consideramos fiables. Si usted está buscando para obtener más información o el descargo de responsabilidad, haga clic aquí.

Inflazione attuale in
Inflación por país - vínculos rapidos
Inflacion Alemania Inflacion Indonesia
Inflacion Bélgica Inflacion Italia
Inflacion Brasil Inflacion Japón
Inflacion Canadá Inflacion México
Inflacion China Inflacion Países Bajos
Inflacion España Inflacion Polonia
Inflacion Estados Unidos Inflacion Rusia
Inflacion Francia Inflacion Sudáfrica
Inflacion Gran Bretaña Inflacion Suecia
Inflacion India Inflacion Turquía
Inflación actual IPC por país
Inflación actual IPCA por país
Amplia información de fondo sobre la inflación